Rusia bombardea la Central Nuclear más grande de Europa

El fantasma de Chernóbil se agitó en la madrugada de este viernes. La planta nuclear de Zaporizhzhia fue atacada provocando un incendio que duró por varias horas. La alarma cundió por toda Europa pues, una explosión de esta Central, provocaría la evacuación de los principales países de la Unión Europea.

Como un terrorífico déjà vu, el Mundo observó como las llamas se extendían por los edificios de la Central Nuclear más grande de Europa y una de las 10 más grandes de la Tierra. El Ejército ruso lanzó sus explosivos contra los edificios durante esta madrugada en una acción más cercana a la locura que a la táctica militar en esta guerra que tomó por sorpresa a gran parte del Continente Europeo.

Las autoridades ucranianas aseguraron que los disparos de proyectiles provocaron un incendio en un edificio dedicado a la formación y en un laboratorio. Tras horas de incertidumbre, el lugar fue asegurado y los reactores se “detuvieron con total seguridad”, según informaron responsables estadounidenses que monitorean vía satélite el calor y la radiación de este sector.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha acusado a Rusia de «terrorismo nuclear» y de querer repetir el desastre de la central de Chernóbil, cuyos restos ya tomó el ejército ruso hace unos días. «¡Europa debe despertar ya!», ha alertado, y recordó que las consecuencias podrían ser mucho más grandes que las de 1986, puesto que la central tiene más reactores.

Decenas de personas han decidido abandonar la región de Zaporiyia después de la ‘conquista’ del reactor, según ha informado el enviado especial de TVE, Óscar Mijallo. La población huye desde las estaciones de tren y en coche. A la amenaza de la guerra, se ha sumado el pánico nuclear, muy presente en una sociedad todavía marcada por la sombra de Chernóbil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba